LAS CASAS DE ANTES ENTÁN VACÍAS

Construyo mi propio muro, sin tecnología, sin red social. Hecho de retales viejos. Tiras de tela cosidas unas a otras, vendas que recogen mis heridas, muro de quejas, confesiones y despechos.